Hoy no os traigo un análisis o una noticia como suelo hacer. Hoy quiero abrir un debate. Acabado ya el MWC, me ha llamado mucho la atención como, de las 4 marcas potentes que han presentado sus buques insignia, ninguna de ellas ha optado por incluir en sus terminales la tecnología Force Touch o 3D Touch, como más os guste.

Como sabréis, el Force Touch es una tecnología que implementó Apple en el iPhone 6S y iPhone 6S Plus, que consiste en que la pantalla detecta distintos niveles de presión, pudiendo así ofrecer una mejor experiencia de uso. Pero a día de hoy, presentados todos los gama alta de este año, a falta del iPhone 7 que llevará seguro Force Touch, hay muy pocos modelos de smartphones que cuenten con esta característica. Entre ellos tenemos el iPhone 6S y 6S Plus como ya he mencionado, el Huawei Mate S, ZTE Axon Mini o el Gionee S8.

Resulta muy curioso que el Xiaomi Mi5, Sony Xperia X Performance, LG G5 o Samsung Galaxy S7 no incorporen esta característica. ¿Por qué? ¿No será que no es tan interesante como nos querían vender? Y lo más llamativo es que nadie habla de ello. Ningún medio se ha hecho eco de que todos los gama alta presentados en el MWC han dado la espalda a esta tecnología.

Os invito a que continuéis con el debate. ¿Qué motivo creéis que hay para que estas marcas no hayan implementado Force Touch en sus terminales de gama alta? ¿Dar la espalda a Apple? ¿No termina de convencer? ¿No es realmente una tecnología interesante como nos han querido hacer ver? Todo vuestro.

Artículos relacionados

Comentarios