Toca el turno de analizar el LG G Pad 7.0, una tablet del fabricante coreano presentada el año pasado con unas especificaciones acorde con su precio: un procesador Qualcomm Snapdragon 400 MSM8226 de cuatro núcleos, pantalla de 7 pulgadas con una resolución de 1280×800 1GB de RAM, 8GB de memoria ampliables hasta 64GB por medio de una SD y Android 5.0 en su interior, que aunque a priori puedan parecer poca cosa, cumple con su prometido bastante bien.

Diseño y pantalla

Los acabados son, como cabría esperar, de plástico. Y es obvio que siendo una tablet que no supera los 120€ (en la web oficial la ponen por 149€, pero se puede encontrar más barata en otros sitios) no podríamos esperar materiales premium. Aún así, el tacto en general es bastante bueno, dejando la sensación de que es un equipo bien construido y robusto, aunque como siempre hay un pequeño pero: la parte trasera no es nada amigable a las huellas, y se quedan marcadas con mucha facilidad.

LG G PadCon su pantalla de 7 pulgadas, aunque posiblemente los marcos podrían haberse mejorado un poco, la tablet es muy manejable y compacta, permitiendo usarla en algunos casos hasta con una mano, aunque obviamente no es lo recomendable ni mucho menos.

Siguiendo con la pantalla, nos encontramos con un panel IPS de 7 pulgadas con una resolución de 1280×800, muy justa para su tamaño de pantalla, aunque se defiende bastante bien en cuanto brillo y visibilidad en los exteriores, permitiendo utilizar hasta con bastante luz exterior.

LG G PadSistema y rendimiento

Llegamos a la parte más crítica de cualquier dispositivo, el rendimiento y su sistema. Como he mencionado anteriormente, la tablet lleva consigo la versión 5.0 Lollipop de Android, sin noticias de una futura actualización a Android M ni siquiera a la 5.1.

La capa de personalización que trae es igual que la del resto de la gama con algunos añadidos como la multipantalla, aunque esta sólo funciona con algunas aplicaciones por defecto, como el navegador o YouTubey el modo Knock Code que nos permite encender y apagar la pantalla con dos toques o dibujar directamente con la pantalla bloqueada una letra y abrir una aplicación, opción totalmente personalizable.

4

El rendimiento del sistema es el que cabría de un dispositivo tan económico: cumple su prometido. Y nada más. Sufre las carencias de cualquier dispositivo Android con tan solo 1GB de RAM: multi-tarea pobre, refrescado de aplicaciones por aquí y por allá, etc.

Aún así, es capaz de moverse de forma fluida siempre que no se le exija mucho, incluso cumplirá las expectativas de aquellos jugones que utilicen su tablet como medio para jugar, ya que es capaz de mover la mayoría de los juegos con un buen rendimiento.

Lo mejor del dispositivo es, sin duda, la batería. Ya que con un uso normal la tablet puede llegar a la semana sin tocar el cargador y con uso intensivo puede aguantar perfectamente tres o cuatro días. Un resultado que, sin duda, sorprende bastante, pero es debido al hecho de que viene con unos generosos 4.000mAh de batería junto con un hardware que tampoco es muy glutón. Aún así, la batería es, como ya digo, lo que más gustará cuando utilicemos el dispotivo.

Multimedia

Aquí tenemos mucho que cubrir, desde el sonido hasta la cámara y hay que decir que pasa sin pena ni gloria. El único altavoz del que dispone está ubicado en la parte trasera, lo cual hace que el sonido no sea tan bueno cuando la apoyamos en la mesa, aunque es verdad que si no tapamos dicho altavoz el sonido no es nada malo.

Por otro lado, el micrófono según la gente que me escuchaba al otro lado de una llamada por Skype Hangouts me decían que el sonido era bastante pobre y había que acercarse bastante al micrófono para que me escuchasen correctamente.

LG G Pad

La cámara debe ser un elemento poco importante en una tablet para la mayoría de la gente, al menos eso debieron pensar los chicos de LG, ya que dispone por un lado de una delantera de 1.3 megapíxeles y una trasera de 3.5 cuya calidad es bastante mala. Aún así la cámara delantera puede servirnos para hacer alguna videollamada, pero no esperéis resultados espléndidos.

Conclusión

Aunque pueda parecer que a lo largo del análisis he estado atacando constantemente los defectos de la tablet, lo cierto es que me ha dejado un buen sabor de boca, ya que al ser un terminal muy económico no funciona nada mal para darle un uso diario. En mi caso lo he utilizado como complemento a mis apuntes y, para visualizar PDFs, navegar rápidamente por internet o consultar información de un vistazo es muy útil gracias a lo compacta que es. Además, como ya he comentado, la batería es un gran plus a tener en cuenta, ya que me ha permitido que, por primera vez en mucho tiempo, no esté tan pendiente del cargador y pueda utilizar el dispositivo varios días sin miedo a quedarme sin batería.

Podéis ver todas las imágenes tomadas de la tablet en su resolución y peso original desde este enlace.

Especificaciones

ProcesadorProcesador de cuatro núcleos Qualcomm MSM8226 Snapdragon 400 1.2GHz y GPU Adreno 305
Memoria RAM1GB
Almacenamiento8GB
Pantalla7″ IPS, resolución 1280×800 y 216ppi
CámaraPrincipal: 3.5MP, Frontal: 1.3MP
Batería 4000 mAh no removible
SOAndroid 5.0
Dimensiones293g, 189.3 x 113.8 x 10.1 mm
Conectividad Bluetooth, Wifi 802.11 a/b/g/n

 

Artículos relacionados

Comentarios