El Lumia 530 es sin duda uno de los mejores dispositivos de la gama baja. Y es que pese a tener unas especificaciones que en muchos casos dejarían poco satisfechos a la mayoría, su reducido precio y su buen rendimiento hacen de este terminal un dispositivo perfecto para usuarios básicos. Está claro que no puede competir con ningún gama alta, pero no es ese su objetivo, y en el terreno donde se mueve lo hace muy bien.

Lo mejor, buen rendimiento por menos de 100 euros

Así es, empezamos por lo más importante y la que seguramente sea la principal razón de compra de este dispositivo. El Lumia 530 se puede adquirir totalmente libre por 99 euros, incluso puedes conseguirlo por 89 en algunas tiendas. Por este precio tenemos un dispositivo que cumple sin ningún problema con las necesidades de un usuario básico. En la página oficial de Microsoft podéis consultar los precios en distintas tiendas y acceder a las mismas para su compra. Por facilidades no será.

lumia530-arriba

Pero que sea un terminal barato no implica que tenga un mal rendimiento, si no todo lo contrario. El sistema operativo se mueve con fluidez y las aplicaciones se abren casi al instante, algo que sorprende teniendo en cuenta que todo lo mueve un Snapdragon 200 y tan solo 500 MB de memoria RAM. Esto demuestra el gran trabajo que ha realizado Microsoft optimizando su sistema operativo Windows Phone.

No tendréis grandes problemas tampoco para ejecutar la mayoría de juegos, incluso los más recientes, estando tan solo limitados a su instalación por el escaso espacio de almacenamiento con el que cuenta. Eso sí, lo podemos solucionar fácilmente mediante una tarjeta MicroSD de hasta 128 GB.

La batería también es otro tema importante y el Lumia 530 cumple bastante bien. Si bien es cierto que los números pueden engañar, la batería es suficiente para mantener el dispositivo en marcha el día completo con un uso moderado-intensivo, mientras que si nos limitamos a llamadas y algún mensaje podemos alargarlo hasta más de dos días.

Diseño llamativo y colorido

El diseño tengo que reconocer que me ha llamado la atención. Es la primera vez que tocaba un dispositivo Lumia y las sensaciones en la mano pese a estar construido en plástico y tratarse de un dispositivo de un precio tan reducido han sido muy buenas. Se siente ligero pero resistente, y el acabado mate le sienta francamente bien.

Como anécdota, al recibir el Lumia 530 pensé que la parte frontal estaba rota. Después de unos días me di cuenta viendo imágenes en Internet que era el orificio donde está situado el micrófono. La verdad es que preferiría haber tenido ese agujero en la parte inferior y no en la frontal, pero tampoco se nota tanto.

Cámara y pantalla mejorables

Si hay algo que no me ha gustado del Lumia 530 es la pantalla y la cámara. Aunque claro, teniendo en cuenta el precio tampoco se le puede pedir más. Pero alguna pega hay que sacarle y para eso estamos aquí.

Por un lado, la pantalla tiene un brillo bastante escaso, y aunque en interiores no tendréis ningún problema, en la calle y con Sol se os hará bastante difícil utilizarlo. Además, he echado en falta el sensor de luz ambiental para ajustar el brillo de forma automática. Menos mal que tenemos un ajuste rápido en el centro de notificaciones que soluciona en parte esta carencia. Tampoco cuenta con la tecnología ClearBlack, por lo que no esperéis unos negros intensos como los que nos tiene acostumbrados la familia Lumia en sus topes de gama, y los ángulos de visión son bastante reducidos.

pantalla-oscura

Por otro lado, la cámara es bastante pobre pese a que Nokia siempre ha destacado en este apartado. El mayor problema reside en la ausencia de enfoque automático, por lo que si tomamos fotos demasiado cerca saldrán borrosas. Tampoco tenemos Flash ni cámara delantera, así que si eres un amante de los selfies este dispositivo no te convencerá. Eso sí, la completa aplicación de cámara compensa en parte todas estas carencias permitiendo modificar distintos parámetros para conseguir la mejor foto o haciéndonos un selfie de forma automática con la cámara principal.

Conclusiones

En general y teniendo en cuenta el precio, el Lumia 530 es una muy buena opción de compra si lo que estáis buscando es un dispositivo sencillo y no sois muy exigentes con la cámara o la calidad de la pantalla. Por lo demás, podréis realizar cualquier tarea que haríais con un dispositivo de gama alta, teniendo como única limitación las que pueda introducir el sistema operativo, sobre todo en el apartado de las aplicaciones disponibles como ya comentamos en el artículo sobre Windows Phone.

Por tanto, este es un dispositivo que va destinado a gente que quiera un terminal barato, que funcione bien y que le permita utilizar aplicaciones básicas, navegar por la web o consultar documentos gracias a la integración con Microsoft Office y One Drive.

Especificaciones técnicas

  • Dimensiones: 119,7 x 62,3 x 11,7 mmlumia-perfil
  • Peso: 129 g
  • Sistema Operativo: Windows Phone 8.1 (Lumia Cyan)
  • Tipo de tarjeta SIM: Micro-SIM
  • Tamaño de pantalla: 4 pulgadas
  • Resolución: FWVGA (854 x 480)
  • Densidad de píxeles: 246 ppi
  • Tecnología: LCD
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 200
  • Tipo de procesador: 4 núcleos a 1,2 GHz
  • Gráfica: Adreno 302
  • Memoria RAM: 512 MB
  • Memoria interna: 4 GB
  • Ampliable mediante tarjetas: MicroSD hasta 128 GB
  • Batería: 1430 mAh
  • Cámara trasera: 5 Mpx, enfoque fijo a 60 cm, apertura f/2.4, 30 fps
  • Cámara delantera: No tiene
  • Audio: Conector AV de 3,5 mm
  • Radio FM:
  • Conectividad: 3G, HSDPA, Bluetooth 4.0, A-GPS, GLONASS, WiFi HotSpot, Wi-Fi b/g/n
  • Conector de carga: Micro-USB
  • Conector de datos: Micro-USB

Producto cedido por Microsoft España: Página oficial

Artículos relacionados

Comentarios