Una de las cosas más criticadas tras la presentación del primer iPad (allá por el año 2010) fue que no había forma posible de instalar WhatsApp en él. Android supo sacar provecho del paradigma de su sistema operativo y permitió desde las primeras versiones instalar la aplicación del teléfono verde en cualquier dispositivo, ya fuese tablet o smartphone. No obstante, tras la salida de WhatsApp Web hace ya casi dos años, es posible no sólo tener WhatsApp en el iPad, sino tener la cuenta de tu teléfono en la propia tablet, sin necesidad de introducir un número nuevo.

Fue a mediados de 2015 cuando el servicio se lanzaba por todo lo alto, pudiendo hacer uso de la aplicación en un escritorio de ordenador. Como solemos hacer en Bytelix, algunos de los redactores nos pusimos a probar esta funcionalidad en el navegador de nuestro iPad, y cuál fue la sorpresa que funcionaba a la perfección. Sin embargo, pasados unos meses dejó de funcionar de forma inexplicable, incluso en otros navegadores como Chrome, y es que no es descabellado pensar que Apple o WhatsApp decidieran meter mano a esta “peculiaridad” denegando los accesos mediante navegadores móviles.

WhatsPad, la solución no oficial de WhatsApp

De un tiempo a esta parte y navegando por la App Store en busca de algún juego casual, di con una aplicación, WhatsPad, que a la legua parecía falsa: craso error, la aplicación funcionaba y de forma sorprendentemente aceptable. Al igual que en WhatsApp Web, tan solo tendrás que escanear el código QR con tu smartphone y automáticamente se sincronizarán todas las conversaciones. Además, la aplicación se integra con las notificaciones nativas de iOS, por lo que podrás previsualizarlas en la cortina de notificaciones. No obstante, el uso de la aplicación se ve afectado directamente por la falsa multitarea de iOS, perdiendo algunas veces la sincronización a tiempo real de los mensajes y teniendo que acceder a la aplicación cada cierto tiempo, aunque también es cierto que el iPad 4 en el que lo he probado cuenta tan solo con 1 Gb de RAM, por lo que es probable que en dispositivos más modernos funcione perfectamente.

A pesar de esto, la aplicación funciona muy bien y es muy recomendable si queréis tener WhatsApp en vuestro iPad sin tener que depender constantemente de vuestro smartphone. Existe una versión gratuita y otra de pago; ésta última hace desaparecer la publicidad insertada en la propia aplicación, pero ambas son totalmente funcionales. Y vosotros, ¿conocíais esta aplicación?

Artículos relacionados

Comentarios