Hace unos meses os enseñábamos cómo instalar Ubuntu en vuestros ordenadores junto a Windows, sin embargo, Ubuntu no es la única distribución de Linux que existe, sino una de las miles que hay disponibles actualmente. Así que desde Bytelix hemos decidido hacer una serie de tutoriales con los que poco a poco os iremos descubriendo este otro mundo llamado Linux (o GNU/Linux, según queráis verlo) que en el escritorio parece estar tan olvidado.

En esta primera parte, os explicaré lo que es una distribución y haré una pequeña guía por las principales distribuciones que actualmente existen, ya que intentar cubrirlas todas sería una auténtica locura debido al inmenso número que existen, y además ya hay páginas que se dedican a ello. Así que sin más preámbulos, empecemos:

Antes de nada, ¿qué es Linux?

TuxMucha gente (yo incluso) nos referimos a Linux como un sistema operativo, sin embargo esto es erróneo, ya que Linux es realmente un kernel. El kernel es el encargado de interactuar con el hardware del ordenador y, con tan sólo el kernel sería imposible utilizar el sistema. Es por eso que necesitamos otros programas que interactúen con este kernel y se encarguen de brindarnos las facilidades de un sistema operativo.

Entre estos programas (ya que hay miles y miles), se encuentran algunos básicos como el gestor de arranque, que nos permite arrancar el sistema, el entorno de escritorio, que es el encargado de darnos una interfaz visual y una serie de herramientas básicas para interactuar con el sistema, un gestor de paquetes que nos permite instalar, desinstalar y actualizar nuestros programas, etc. ¿Qué es entonces una distribución?

Fácil, una distribución es un conjunto de programas puesto en común para que el usuario pueda utilizarlo. Por tanto, hay distribuciones distintas porque cada una tiene un conjunto de programas distintos. Por poner un ejemplo, la diferencia principal entre Ubuntu y Kubuntu es que utilizan un entorno de escritorio distinto, Unity en el caso de Ubuntu y KDE en el caso de Kubuntu.

En este caso la base es la misma, sin embargo la diferencia entre, por ejemplo, Ubuntu y Fedora va mucho más allá de sólo el entorno de escritorio, sino que también tienen gestores de paquetes distintos, repositorios distintos, etc. No os preocupéis si no entendéis aún estos conceptos, los iré explicando a lo largo de las entregas.

¿Qué distribuciones existen?

Como ya he dicho, existen muchísimas distribuciones muy variadas, cada una con un objetivo específico. Algunas están hechas precisamente para usuarios novatos, de forma que usarlas es lo más sencillo posible, otras están hechas para usuarios avanzados y hay otras intermedias. Aquí os listaré las principales que existen actualmente y os daré una visión general de a quién está enfocada:

Ubuntu

Ubuntu Logo Cómo no comenzar con la distribución más usada hoy en día, ya no sólo como tal, sino porque además es la base de muchas de las distribuciones con más uso hoy en día como Linux Mint o elementaryOS, sin obviar tampoco a los sabores oficiales que proporciona Ubuntu como son Kubuntu, Lubuntu y Xubuntu.

Ubuntu está claramente enfocado a los usuarios novatos, en parte gracias a las facilidades que da, como un instalador visual, una tienda de aplicaciones, etc, pero lo cierto es que también sirve para usuarios avanzados que no quieren complicarse mucho la vida con su sistema. Por defecto, viene con Unity como entorno de escritorio, pero sin embargo podéis utilizar la misma base con KDE, XFCE o LXDE utilizando Kubuntu, Xubuntu o Lubuntu, respectivamente.

Debian

Debian LogoA algunos les sorprenderá que ponga Debian después de Ubuntu, siendo Debian propiamente dicho el padre de Ubuntu, pero es indudable que su propio hijo le ha robado demasiado mercado como para dejarlo en segundo lugar, aún así no se puede dejar fuera a esta distribución que con el paso de los años ha seguido siendo una de las líderes actualmente. Por defecto Debian trae disponibles un montón de entornos de escritorio, entre ellos GNOME, Cinnamon, por ejemplo. Al contrario que otras distribuciones que veréis en esta lista, Debian es una que se toma su tiempo para sacar nuevas versiones y tiene un desarrollo bastante lento, aunque esto le garantiza mucha estabilidad.

Está enfocada a usuarios intermedios y avanzados, aunque por supuesto cualquier usuario novato que se lo proponga puede instalarla y utilizarla perfectamente.

Fedora

Fedora LogoMantenida por la comunidad y propiedad de RedHat, Fedora es una distribución denominada bleeding edge, ya que apuesta por estar lo más actualizado posible sin dejar a un lado la estabilidad. Esta distribución viene por defecto con GNOME como entorno de escritorio, pero sin embargo también existen los denominados Fedora Spins en los que puedes conseguir la distribución con KDE, XFCE, LXDE o Mate-Compiz.

Como Ubuntu, también está enfocada a usuarios novatos y avanzados que quieran un sistema robusto y estable sin dejar de estar a la última en cuanto actualizaciones.

ArchLinux

ArchLinux LogoQuizá si sois novatos esta sea la distribución que menos os recomiendo, ya que está totalmente enfocada a los usuarios avanzados que quieren un sistema totalmente personalizado y actualizado. La distribución sigue el modelo rolling release, lo que significa que el sistema se va actualizando continuamente en lugar de tener distintas versiones cada cierto tiempo, de este modo, por ejemplo, en lugar de esperar a que saquen la versión X del sistema dentro de unos meses, puedes actualizar tu sistema al mismo tiempo que se actualizan los repositorios de Arch.

A pesar de que el instalador de la distribución es totalmente por línea de comandos, existen distribuciones basadas en Arch como Manjaro o Antergos (esta producto nacional además) que nos ofrecen, no sólo un instalador visual, sino además algunas características de lo más interesantes.

Por supuesto, existen otras muchas distribuciones muy importantes que no he mencionado como openSUSE o CentOS, pero para no hacer el artículo demasiado largo he decidido quedarme con las más conocidas en la comunidad.

¿Y cuál es la mejor para mí?

Es realmente difícil responder a esta pregunta, ya que depende de muchos factores. Si eres un usuario novato, la recomendación más general suele ser Ubuntu, dado que hay una gran comunidad detrás y prácticamente puedes encontrar todos los problemas que te surjan (y más) en Google.

Aún así, no todo es tan sencillo, lo que yo os recomiendo es probar todas las distribuciones que os apetezca. No sólo aprenderéis un montón sobre Linux mientras lo hacéis, sino que además os daréis la oportunidad de encontrar esa distro perfecta que os está esperando.

Nosotros, como ya he dicho, hemos cubierto la instalación de Ubuntu haciendo dual-boot con Windows, pero dicha guía también os puede dar muchas pistas sobre cómo instalar otras distribuciones, aunque en principio no tengan nada que ver con Ubuntu. Por supuesto, si queréis que hagamos cualquier otra guía de instalación, ¡podéis pedírnosla!

Artículos relacionados

Comentarios