Desde las últimas versiones de Windows 10, Microsoft decidió bloquear las opciones que nos permitían desactivar las actualizaciones automáticas de Windows, incluso en la versión Pro del sistema. No obstante, hace algo menos de un mes se dió a conocer un nuevo método para elegir cuándo queremos instalarlas y si queremos o no hacerlo. Éste es sin duda el dolor de cabeza más grande para los usuarios, ya que no es la primera vez que alguno de nosotros hemos experimentado el mal rato de quedarnos mirando nuestro equipo al apagarlo o encenderlo y que la eterna actualización de Windows no acabe de instalarse o configurarse.

Sin más dilación, pasemos a darle con el martillo de Thor a las dichosas actualizaciones del sistema de las ventanas.

Ten Windows 10 Pro a mano

Sí, procura tener Windows 10 Pro instalado, o al menos es la única versión de Windows 10 donde aparentemente esto funciona, pero puedes probar en tu versión Home por si suena la campana. Para comprobar qué versión tenemos instalada, basta con dar clic derecho al botón de inicio de Windows y elegir la opción de Sistema, en la parte superior de la ventana que nos aparece se indica la versión que tenemos instalada, como se muestra en la imagen de abajo. Una vez asegurado esto, pongámonos manos a la obra.

El siguiente paso consiste en acceder al Editor de directivas de grupo local de Windows, vamos, algo muy parecido al famoso registro del sistema. Para ello nos vamos al programa de Ejecutar (podemos buscarlo en la barra de búsqueda o pulsar las teclas Windows + R para acceder a él). Cuando estemos dentro del mismo, introducimos la siguiente linea:

Pulsamos en Aceptar y accederemos al editor antes mencionado. Ahora tendremos que acceder a Configuración del equipo dando doble clic sobre él, Plantillas administrativas, Componentes de Windows y finalmente a la carpeta de Windows Update, que se encuentra en el último lugar del listado de carpetas o directorios.

Cuando estemos dentro de la carpeta de Windows Update, tendremos que buscar la opción de Configurar actualizaciones automáticas y hacer doble clic para configurarla, valga la redundancia. Al hacerlo, se nos abrirá la ventana de configuración que nos interesa.

Configurando las actualizaciones a base de martillo

Una vez dentro, tendremos que Habilitar esta herramienta en la opción de Habilitada, ya que por defecto vendrá como No configurada. Acto seguido, nos iremos al cuadro de abajo y seleccionaremos en el desplegable de Configurar actualización automática la opción 2 de Notificar descarga y notificar actualización para que nos deje elegir cuándo queremos descargar e instalar la actualización, y no dejar a Windows que elija por nosotros.

Asi tiene que quedar la configuración.

Tras haberla seleccionado, le daremos a Aplicar y posteriormente a Aceptar, ya podemos cerrar todas las ventanas que tengamos abiertas. Recomiendo reiniciar el equipo para que los cambios se apliquen correctamente, aunque no es obligatorio.

Y esto es todo, ¿te ha servido la guía también para la versión Home de Windows 10? Dínoslo en los comentarios y lo dejaré plasmado en el artículo.

Artículos relacionados

Comentarios