Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/28/d544639083/htdocs/wp-content/themes/valenti/library/core.php on line 1444

Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/28/d544639083/htdocs/wp-content/themes/valenti/library/core.php on line 1444

Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/28/d544639083/htdocs/wp-content/themes/valenti/library/core.php on line 1444

Desde Bytelix siempre estamos atentos buscando joyas entre los estudios indie para conocer y disfrutar. Éstas, en ocasiones, resultan difíciles de encontrar, escondidas entre la maraña de nuevos juegos que aparecen día a día en el mercado. Este no ha sido en absoluto el caso de Ori and the Blind Forest, cuya salida al mercado ha sido de todo menos silenciosa. Presentado en el E3 a lo grande como uno de los juegos indies que saldrían en exclusiva (al menos en el sector de las consolas) para XBox One, Ori ha llamado la atención de todos.

Y es que movidos por su consigna “We make games we’d love to play. And we hope you will, too!”(Hacemos juegos que querríamos jugar. ¡Y esperamos que tu también!) los chicos de Moon Studios han creado una experiencia visual que, mucho más allá de la belleza y el cuidado de los detalles, ha conseguido encandilarnos con su gameplay fluido y su gran historia. Así pues, tras haber completado las aventuras del entrañable espíritu del bosque, desde Bytelix nos propusimos ofrecer una review completa de lo que hace a Ori tan especial.

Historia

Ambientado en un bosque fantástico, de una belleza natural idílica, se desarrolla la historia de Ori. En una noche de tormenta, Naru, una criatura solitaria del bosque, presencia el nacimiento de Ori, que es un espíritu proveniente del árbol de los espíritus del cual, a partir de entonces, se encarga como si fuera su madre, criándolo y cuidándolo. Sin embargo, la felicidad dura poco, pues la criatura Kuro rompe el equilibrio del bosque y éste empieza a perecer, obligando a Ori a emprender un viaje para salvar su hogar y a nosotros un viaje emocional bastante impactante. Y es que Ori es una historia sobre el abandono de la inocencia y la búsqueda del papel que uno ejerce en el mundo, una travesía donde se descubre que las cosas no son siempre lo que parecen y que los actos de todos pueden tener consecuencias imprevistas.

W00jEEf3U6SGKF3O

Esta historia se desarrolla con relativamente pocos personajes (en torno a media docena), pero es que los chicos de Moon tomaron una buena decisión al limitar el número de personajes y enfocar mucho más el desarrollo de las historias de todos ellos, dotándolos de una significativa profundidad.

Otro detalle curioso es el uso de una voz narrativa, que nos irá explicando, como si de un relato se tratara, las dificultades de Ori y nos irá dando detalles sobre la historia y los personajes. Esta voz corresponde a la voz del árbol de los espíritus y nos dará datos clave para entender los motivos y dificultades de los personajes. Y es que la historia mueve éste juego y nos impulsa a seguir adelante, más allá de lo divertido que el juego, considerando únicamente el gameplay, ya es de por si.

Jugabilidad

Rapidez, agilidad y precisión. Esas tres palabras engloban con bastante exactitud lo que uno siente al ponerse al control del pequeño Ori y lo que hacen a este juego digno de compararse en este aspecto con grandes títulos como Super Meat Boy. Las acrobacias intuitivas y los controles apurados no dan lugar a dudas. Tu eres el responsable de lo que le pase a Ori, pues el juego simplemente responde con más que suficiente velocidad a nuestros comandos (prácticamente inmediatos) mientras que ofrece unas animaciones fluidas y cuidadas que no entorpecen en ningún caso las acciones del personaje.  El diseño de niveles esta muy conseguido y en más de una ocasión será muy poco permisivo con los errores que podamos cometer, pero nunca llegará al punto de ser injusto o depender de la suerte, lo cual dice mucho del cuidado que se han puesto a las mecánicas del juego.

425g6X7e3B6QKlFR

A lo largo de las mas que respetables 8 horas de juego que puede durar una partida, si somos de los que miran debajo de la última piedra, iremos recibiendo habilidades y mecánicas que mantendrán el juego siempre fresco e irán ampliando el considerable repertorio acrobático del espíritu del bosque, que hacia el final será lo bastante extenso como para plantearnos miles de maneras de resolver cada puzzle.

Nuestro compañero Enrique RMG se propuso mostrarnos uno de los niveles que podrían considerarse más endiabladamente divertidos del juego basándose (alerta de spoilers) en la mecánica de impulsión que se recibe relativamente pronto en el juego.

Y es que ésta es solo una de las múltiples mecánicas con las que nos deleitará el juego. Implementar un nivel como éste basado en una mecánica tan sencilla,  pero aprovechada de una manera excelente, dice mucho de la dedicación y cuidado que los chicos de Moon tuvieron en su diseño.

Apartado Gráfico

Aquí es donde se nota que los chicos de Moon pusieron un mayor esfuerzo, y definitivamente valió la pena. Valiéndose del motor gráfico Unity3D mejor explotado para 2D de los últimos tiempos, los chicos de Moon han creado escenarios con una gran profundidad recurriendo al uso de una gran cantidad de capas de dibujos hechos a mano, efectos visuales depurados y animaciones muy fluidas.

JijEe0ml7GmPC5WV

Y es que poco más puede mejorar el apartado gráfico en un juego 2D que Ori and The Blind Forest no tenga muy depurado. Sus efectos sacan mucho provecho de las últimas tecnologías (el más visible es el agua basada en una simulación directamente derivada a nuestra GPU) y lo convierten en un juego digno de considerarse de última generación. Y precisamente es este uso de las últimas tecnologías lo que puede resultar su mayor lacra. No hay falta de optimización, pero las tecnologías utilizadas  son exigentes per se con el procesador gráfico, llegando a sufrir significativas caídas de FPS. Y es que renderizar las capas ( hemos llegado a contar hasta 15) de dibujos de altísima calidad tiene su carga en nuestra memoria de vídeo. Así pues, hay que ser cuidadoso con el dispositivo en el que intentamos correr Ori, pues carece de muchas opciones de personalización en el apartado gráfico (inexistentes mas allá de un cambio en la resolución) y los ordenadores de menor perfil se resentirán.

Apartado Sonoro

Al igual que en el apartado gráfico, en el apartado sonoro Ori no defrauda y ofrece una experiencia inolvidable. Los escenarios suenan estupendamente vivos y mágicos gracias al genial trabajo de Moon Studios en cada detalle, y esto unido a una más que decente banda sonora (con algunos temas para el recuerdo) hacen que no podamos si no alagar también este apartado del juego. Por ponerle algún pero, me hubiera gustado que la banda sonora tomase el protagonismo en más momentos, ya que, exceptuando algunos momentos épicos como el del vídeo de nuestro compañero EnriqueRMG, ofrecerá un sobresaliente acompañamiento a nuestras partidas pero no pasará de ahí.

Conclusiones

Con un mas que respetable precio de salida de 20€, Ori and the Blind Forest amortiza cada euro invertido con sus ocho horas de diversión asegurada. Si sois de los que buscáis retos, los creadores nos desafían a acabar el juego en un tiempo récord de menos de 3 horas o a hacerlo sin morir (mis personales 451 muertes no me alientan mucho a intentar este reto), aunque aquí se terminan las opciones de rejugabilidad del juego. Sin embargo los desarrolladores han señalado la posibilidad de ofrecer contenido extra en un futuro como el típico modo Nueva Partida +.

Debido a su fuerte vinculación con Microsoft, las aventuras de nuestro inocente espíritu del bosque solo serán visibles en PC’s con el sistema operativo Windows y en XBoxOne, pero si disponéis de hardware para jugarlo, es una oportunidad que no podéis dejar escapar.

Análisis: Ori and the Blind Forest
Ori and the Blind Forest es un plataformer de estilo Metroidvania con una gran jugabilidad y un apartado gráfico de gran calidad.
Apartado Gráfico10
Sonido8.5
Jugabilidad9.5
Diversion9
Positivo
  • Excelente apartado gráfico, con cuidados entornos dibujados a mano
  • Controles impecables
  • Historia bien construida
Negativo
  • Escasa rejugabilidad
  • Bajadas puntuales de framerate, sobre todo hacia el final del juego
  • ¡Te quedarás con ganas de más!
9.5NOTA FINAL

Artículos relacionados

Comentarios