Un engine de videojuegos no es una cosa sencilla de implementar, ni mucho menos. La gran cantidad de componentes que pueden componer un engine sencillo es inmensa, y si ya nos trasladamos a lo que los engines de videojuegos AAA, de los cuales se espera la mejor calidad, necesitan para funcionar y ser competitivos para su distribución, nos encontramos ante un esfuerzo titánico.

Compañias grandes como Unity3D se dedican integramente al desarrollo de un engine competitivo en este entorno y mediante su modelo de negocio se han hecho poderosos en el mercado. Basandose en una licencia gratuita hasta un limite de 100.000 USD de beneficios (una cantidad mas que respetable para un developer Indie, aunque no para una gran compañía) y en ofertar diversos servicios y suscripciones por cargos, Unity se hizo con una base de usuarios bastante potente e incluso obligó a su principal competidor, Unreal, a cambiar su modelo de negocio.

El enfrentamiento por el dominio de la industria

El enfrentamiento por el dominio del sector

En este mercado bastante colmado, en el cual la competición entre los dos grandes engines  es feroz, resulta complicado entrar y marcar la diferencia, pero Amazon ha entrado muy fuerte y no ha dejado indiferente a nadie con su apuesta; Lumberyard.

Lumberyard es un engine de videojuegos 3D de calidad AAA completamente gratuito, sin suscripciones, sin cargos sobre los beneficios y con codigo fuente totalmente a disposición del usuario. Sin embargo, el código no es abierto, ni mucho menos, y su uso esta limitado por los Lumberyard Service Terms, excluyendo así la posibilidad de crear y distribuir engines basados en Lumberyard.

Además de ser gratis y bastante transparente a priori, Lumberyard tiene una ventaja bastante grande de entrada, pues está basado en la tecnología detrás del famoso juego rompe-ordenadores Crysis 3, el CryENGINE 3, responsable de imagenes tremendamente fotorealistas.

cryengine-3-screenshot-3_0

Imagen obtenida usando el CryEngine 3

El engine también ofrece el uso de C++ nativo, el lenguaje de programación más extendido en la industria, y un editor funcional en tiempo real  por lo que ahorra la necesidad de realizar builds o salir del editor para probar los resultados.

Ademas de ésto, Lumberyard ofrece una potente integración con Twitch, trasladando su famoso chat de stream al interior del engine y ofreciendo Twitch JoinIn, que permitirá a los broadcasters invitar a sus fans a sus partidas de manera instantanea, buscando así una nueva forma de interacción social en el mercado creciente del streaming.

Todos estos beneficios, como era de esperar, no son una obra de caridad ni muchismimo menos. Amazon es, ante todo, una empresa con miras al futuro, y Lumberyard una inversión fuerte.

Es cuando uno pone sus miras en los servicios ofertados para facilitar el uso de los servidores de Amazon, tanto como para la nube como para jugabilidad en red, cuando se ve de donde va a sacar beneficio de la empresa. Los juegos desarrollados en Lumberyard no tendrán que utilizar obligatoriamente esos servicios web de Amazon en sus juegos, como sería por ejemplo los casos de juegos individuales y juegos de cooperativo local, pero en caso de sí necesitarlos, obligatoriamente tendrán que utilizar servidores propios o los ofertados por Amazon y no los ofertados por otra empresa.

141008161242_server_facebook_624x351_ap

Esto no significa que los juegos no se puedan integrar con servicios como Steamworks, Apple Game Center o Play Station Network, solamente que, en el caso de usar de servicios web, las opciones quedarán limitadas a los servicios de Amazon.

A grandes rasgos, Lumberyard promete y mucho, pero el hecho de que se encuentre en fase beta todavia y que esté gestando todavia una comunidad de desarrolladores puede frenar ligeramente su expansión. Sin embargo, con su coste 0 de base y su disponibilidad total del código, es bastante probable que en poco comience a perfilarse como una opción sólida en el mercado mas abierto dominado por Unreal y Unity3D.

Artículos relacionados

Comentarios