No se puede negar que la saga The Elder Scrolls es una de las más queridas por todos los jugadores, en especial su última entrega Skyrim. Sus infinitas posibilidades, su vasta región totalmente explorable y muchísimas misiones por completar lo hacen un juego que sigue joven pese a tener ya más de 4 años desde su salida. En cuanto a los gráficos, siguen asombrando hoy en día especialmente gracias a la distancia de dibujado, que nos permite ver estructuras lejanas y observar como se van acercando a medida que avanzamos nuestro camino. Aunque todo se puede mejorar, y en este caso la gran comunidad de modders que hay detrás de Skyrim consigue ir rejuveneciendo los gráficos para que no envejezcan demasiado rápido.

Colección de mods

En Youtube se pueden encontrar cosas impresionantes, cuya ejecución requeriría de un ordenador por encima de los 1000 euros, además de necesitar multitud de mods y configuraciones que terminan por hacer casi imposible conseguir el resultado esperado sin pasar horas y horas delante de la pantalla. Para evitar esto vamos a hacer uso de los mods disponibles en Steam Workshop, por lo que será requisito indispensable tener Skyrim comprado en Steam. Añadirlos será tan sencillo como suscribirse a todos los mods de esta colección, esperar a que se descarguen y activarlos desde el launcher del juego accediendo a Archivos de datos.

Launcher

Una vez los tengamos todos activos podremos iniciar nuestro juego y empezar a disfrutar. No es necesario empezar una partida nueva en el caso de que ya la tengáis empezada, y si en un futuro queréis quitar los mods también podréis hacerlo sin que esto afecte a vuestras partidas guardadas. Os dejo a continuación una galería comparando el juego original y el juego con las modificaciones activas. ¿Qué os parece? Si tenéis cualquier sugerencia no dudéis en dejarla en los comentarios.

Artículos relacionados

Comentarios