Desde que saliera Windows 8 hace ya más de dos años siempre hemos tenido el mismo problema, las aplicaciones. Con la nueva interfaz Microsoft pretendía crear un sistema operativo que unificara la experiencia en todos los dispositivos, algo que conseguirá finalmente con Windows 10 y sus aplicaciones universales. Teóricamente lo han conseguido, ya que contamos con las aplicaciones de escritorio para entornos clásicos y aplicaciones de Windows para dispositivos con pantallas táctiles, aunque obviamente ambos tipos se pueden utilizar en todos los dispositivos.

windows-apps

Pero en la práctica nos damos cuenta que la funcionalidad en modo tablet se ve muy limitada por la falta de aplicaciones o la poca calidad de las existentes. Si entramos en la tienda de Windows nos daremos cuenta de 3 cosas:

Faltan muchas aplicaciones de servicios importantes. En algunos casos encontramos alternativas no oficiales, pero pocas de ellas ofrecen una calidad cercana a la que ofrecen las oficiales en otras plataformas.

Las aplicaciones que sí están reciben actualizaciones mínimas o nulas. Podemos poner el ejemplo de las aplicaciones de Twitter o Facebook. Llevan mucho tiempo disponibles, pero desde que se publicaron han recibido escasas mejoras, por lo que su funcionamiento y funcionalidades son pésimas.

Hay demasiadas aplicaciones basura. Y lo que es peor, hay muchas que pretenden ganar dinero mediante engaños. Es común encontrar aplicaciones que tienen el mismo nombre que juegos famosos, haciendo creer a la gente que es el juego oficial cuando realmente son una simple guía para dicho juego.

En mi caso tengo una Surface Pro 3, un dispositivo que puede utilizarse tanto como ordenador como tablet. Pero debido a la falta de aplicaciones y a que la mayoría funcionan peor que la propia web del servicio siempre acabo utilizando el navegador y dejando de lado las aplicaciones de Windows.

Hasta ahora parece que la tienda de Windows se ha basado más en aumentar su número de aplicaciones a costa de publicar prácticamente sin pasar un filtro que en ofrecer soluciones de calidad a sus usuarios. Esperemos que con Windows 10 los desarrolladores se pongan las pilas y podamos ver una mejora sustancial tanto en la calidad como en la cantidad de aplicaciones presentes en la tienda. Sin duda con este inconveniente solventado las tablets con Windows no tendrán rival. Y vosotros, ¿qué pensáis?

Artículos relacionados

Comentarios