Con el auge que está teniendo el mundo de las series y las plataformas donde poder verlas, tales como Netflix, HBO o Movistar+, no tenemos ninguna duda de que, a día de hoy, el centro de entretenimiento del hogar es el televisor. Sin ir más lejos, en mi casa tenemos 5: salón, 3 dormitorios y cocina.

Curiosamente, 2 de ellas, de distinto tamaño, se estropearon más o menos al mismo tiempo y estuve cerca de 3-4 semanas investigando el mercado de los televisores en 2017. No os voy a venir a contar especificaciones y qué TV es mejor que otra, lo cuál a mucha gente, sobretodo personas mayores, les vendría bien para que no se la cuelen en muchos establecimientos, pero eso quizás en otro artículo.

Investigando el mercado de los televisores en 2017

Los televisores que estuve buscando eran de 32 y de 22 pulgadas; salón y dormitorio, respectivamente. Iba buscando algo muy específico, ambas Full HD. En el primer caso algo mucho más fácil que en el segundo.

“Resulta curioso que, en un mercado en el que tenemos pantallas 2K (incluso 4K) en teléfonos de entre 5,5 y 6,3 pulgadas, todavía tengamos en el 90% de los televisores de pantalla pequeña resoluciones HD”

Visité las principales webs donde podemos adquirir televisores (Amazon, PCComponentes, El Corte Inglés, Pixmanía, Worten y Mediamarkt) y pude ver que el mercado de los televisores de 22 pulgadas Full HD era muy, muy limitado. De entre los 12-13 modelos de media que podían tener en este tamaño, tan sólo 2 o 3 llegaban a ser Full HD. El resto se quedaban en HD, algo que me dificultó mucho la búsqueda. En el televisor de 32 pulgadas encontré más variedad, pudiendo encontrar televisores HD, Full HD y 4K, pero noté que la variedad de televisores HD estaba muy igualada a la de televisores Full HD, algo que me resultó muy llamativo y extraño, puesto que a partir de las 42 pulgadas, la tónica era el 4K.

Resulta curioso que, en un mercado en el que tenemos pantallas 2K (incluso 4K) en teléfonos de entre 5,5 y 6,3 pulgadas, todavía tengamos en el 90% de los televisores de pantalla pequeña resoluciones HD y, más aún, que la oferta de HD y Full HD en televisores de 32 pulgadas sea prácticamente la misma. En los televisores más grandes ocurre todo lo contrario, vemos cada vez más con resolución 4K. Esto nos hace ver que el mercado está claramente orientado a la venta de televisores de gran tamaño, descuidando así a otros tamaños de pantalla.

Samsung Smart TV

La tecnología avanza y, con ello, abarata costes de lo ya existente. Teniendo ya televisores 4K y el mercado de los smartphones con resoluciones 2K y 4K, el estándar en resolución en televisores – y se podría decir lo mismo en los portátiles – debería ser como mínimo el Full HD, indiferentemente del tamaño de pantalla, y empezando a tener más variedad 4K en las 32 pulgadas e, incluso, en televisores de menor tamaño.

Smart TV

Smart TV, otro dilema. La dificultad de encontrar un televisor con esta característica es inversamente proporcional a su tamaño de pantalla. El mercado de los Smart TV en tamaños que ronden las 22 pulgadas es prácticamente inexistente, por no decir nulo. En televisores de 32 pulgadas encontramos más variedad, pero sigue siendo poco y, desde hace tiempo, es un aspecto que puede decidir una compra. Cada vez utilizamos más plataformas de entretenimiento como las citadas al principio del artículo y disponer de un televisor donde poder instalar la aplicación de turno para ver tu serie favorita es clave para la compra de una TV. Eso sí, siempre nos quedará la posibilidad de convertirla en una Smart TV por nuestra cuenta.

Smart TV Samsung

Como ya mencioné, el mercado de los televisores en 2017 se está descuidando mucho entre 22 y 32 pulgadas. En mi opinión, todavía hay un gran público para estos tamaños de pantalla. ¿O vosotros pondríais un televisor de 42 pulgadas en vuestro dormitorio para tener una resolución mayor y Smart TV? ¿Cómo veis el mercado? ¿Habéis tenido problemas para encontrar televisor?

Artículos relacionados

Comentarios