Estos días hemos hablado del nuevo servicio Whatsapp Web, la nueva apuesta (para algunos irónicamente revolucionaria) del gigante de la mensajería instantánea.  Por fin (parecía que no iba a llegar nunca) podemos usar Whatsapp desde un ordenador; algo que muchos usuarios exigíamos desde hace demasiado tiempo.

Como resumo en el titular es una pena que la aplicación haya necesitado meses para ofrecer un servicio que sus grandes competidores ya poseen, como Telegram del cual ya hablamos en su momento. Voy más allá: es incluso patético que llegando tan tarde, su cliente de escritorio sea considerablemente inferior en términos de capacidades y usabilidad.

Whatsapp es el rey de la mensajería instántanea, algo que nadie le puede negar, pero a veces cuesta concluir a que es debida tan inmerecida y sobrevalorada fama. Una vez más se hace patente que ofrecer un mejor servicio no sirve para que más consumidores se decanten por tu producto (algo que podemos definitivamente extrapolar a otros sectores) ya que de ser así la compañía perteneciente a Facebook habría perdido su liderazgo tiempo atrás.

Por tanto Whatsapp, me dices que me ofreces un servicio relativamente difícil de configurar, que depende absolutamente de la conexión de mi teléfono móvil y desde el que no puedo acceder a todas mis conversaciones (algo que muchos agradecerán como medida para proteger su privacidad pero que a mi me dificulta el normal funcionamiento). Y por si fuera aún peor esta noticia da la vuelta al mundo y es considerada por muchos cómo un salto de gigante en las comunicaciones interpersonales… Pues sintiéndolo mucho, señores de Whatsapp, aquí hay un usuario al que no habéis impresionado. Quizá algún día añadais la posibilidad de realizar llamadas y, por lo menos entonces, estaréis un poco más cerca de lo que ofrece vuestra competencia. 

Y vosotros, ¿que opináis? ¿habéis usado ya Whatsapp web? ¿Creeis que esta a la altura de Telegram o Line en este aspecto?

Artículos relacionados

Comentarios