Además de la presentación de los nuevos iPads también hicieron acto de presencia los nuevos Mac Mini y iMac, así como la nueva versión del sistema operativo de éstos -OS X Yosemite-, del que hablaré largo y tendido tras haberlo probado en otro artículo. En este artículo, sin embargo, ocuparemos la atención en la renovación de los Mac (siempre desde un enfoque personal, claro).

Mac Mini

image

La renovación más esperada, y la más decepcionante. Los nuevos modelos, equipados con la cuarta generación de los procesadores de Intel, gráficas Intel HD 5000 e Iris Pro, RAM de 4 y 8 Gb y memoria de 500 Gb y 1 Tb han supuesto más que una evolución, una puesta al día del hardware para equipararlos con los otros modelos de la marca. No incluyen procesadores de cuatro núcleos, lo que supone un paso atrás respecto a la generación anterior. Tampoco encontramos gráficas dedicadas -ni en los modelos más caros- y por si fuera poco la RAM viene soldada a la placa base, como ya hicieron con los últimos modelos de Macbook Pro, lo que imposibilita la opción de ampliarla tras su compra. Es admirable, no obstante,la reducción del precio a 499€ del modelo base, teniendo en cuenta la marca de la que hablamos.

iMac

image

El modelo que tan ansiadamente se esperaba la pantalla Retina. Como el Mac Mini, recibe renovación de procesador i5 y gráfica Radeon R9 M290X de AMD. La memoria RAM se mantiene en los 8 Gb, pero podremos ampliarla nosotros mismo más adelante. La pantalla, sin duda el elemento más atractivo, cuenta con una resolución 5K de 5120×2880 píxeles con tecnología IPS. Cabe añadir que está actualización solo la recibe el iMac de 27 pulgadas, y no sus hermanos menores, que se espera actualicen en la próxima keynote de Apple.

Esta es una buena oportunidad para dos sectores clave de usuarios que piensen adquirir un Mac. Por una parte tenemos el Mac Mini, cuyo modelo de entrada se sitúa en unos nada despreciables 499€ y que puede resultar muy atractivo para quien quiera iniciarse en el mundo de la manzana sin dejarse un dineral. Eso sí, con un hardware que mucho deja que desear y sin posibilidad de expansión en la RAM. Por otra parte tenemos el iMac, orientado a un público más profesional, que si bien los 2629€ pueden parecer desorbitados -que lo son- incluye una pantalla 5K de excelente calidad, y un hardware ligeramente más potente que los otros modelos. Y vosotros, ¿con cuál venderíais un riñon?

Artículos relacionados

Comentarios