Google ha liberado las imágenes de fábrica de la nueva Developer Preview de Android Lollipop y hemos podido probarlo de primera mano. El lanzamiento de la versión final está ya muy cerca, por lo que suponemos que los cambios que se introducirán hasta entonces no serán muchos. Tengo que decir que el nuevo sistema operativo me ha sorprendido mucho, más de lo que me esperaba. Así que sin más pasamos a analizar todos los detalles y novedades que nos trae Lollipop.

 La configuración inicial

Nada más encender el dispositivo por primera vez ya empezamos a ver como Material Design ha invadido todos los rincones. Las opciones que tantas veces hemos tenido que configurar ahora tienen un aspecto renovado y llamativo, que adelanta lo que veremos en el resto del sistema operativo.

Pero no solo se han introducido mejoras estéticas. Ahora en las opciones de copia de seguridad nos dejará seleccionar si queremos restaurar nuestras aplicaciones, pero no solo eso, si no que nos dejará elegir una a una las que queremos restaurar. Además se introduce la función Tocar y listo para copiar la configuración de nuestro anterior dispositivo con solo juntar ambos a través de la conexión NFC.

Los cambios estéticos

Android Lollipop es sin duda uno de los mayores cambios visuales que se ha dado nunca en el sistema operativo. El tan conocido Material Design inunda la pantalla y nos deleita con sus llamativas animaciones y transiciones, con una fluidez que invita a deslizar el centro de notificaciones o abrir el cajón de aplicaciones repetidamente.

¿Pero que es eso de Material Design? Este diseño se basa en el uso de capas para los distintos elementos de las aplicaciones, haciéndolos independientes y actuando de una forma más natural para facilitar su uso. De esta forma es más sencillo distinguir cuales son los elementos con los que el usuario puede interactuar y recibir un feedback al utilizarlos.

El centro de notificaciones y control de interrupciones

Las notificaciones han sufrido grandes cambios y mejoras. Por un lado la pantalla de bloqueo ahora muestra nuestras notificaciones, pudiendo acceder a ellas o descartarlas con solo deslizar hacia un lado. De esta forma conseguimos con solo encender la pantalla y de un vistazo ver todas nuestras notificaciones.

Por otro lado se han implementado las notificaciones flotantes para poder verlas sin cerrar la aplicación actual ni tener que entrar al centro de notificaciones. Mientras estén en pantalla podremos realizar las tareas comunes, como acceder a la misma, ocultarla deslizando hacia arriba o descartarla.

Ahora pasamos al centro de notificaciones clásico, donde lo que más destaca es un completo rediseño y el acceso a los ajustes rápidos, que ahora se consigue deslizando de nuevo hacia abajo. Entre los ajustes encontramos la linterna, el control de giro de la pantalla, modo avión y algunos controles más que nos resultarán familiares. Un detalle que no tiene mucho sentido es que no se puedan modificar dichos ajustes rápidos, aunque ciertamente tenemos lo justo y necesario.

En estos ajustes rápidos encontramos una de las funciones más importantes que trae Lollipop en cuanto a ahorro de batería, el control del brillo. Y es que en esta actualización se ha añadido el control de brillo ajustable automático, lo que quiere decir que podremos ajustar el nivel de brillo que queremos que el terminal ajuste de forma automática, pudiendo oscurecer o iluminar más la pantalla de forma manual.

Para acabar con las notificaciones, Lollipop trae un sistema para no interrumpir. Si lo activamos el dispositivo dejará de notificarnos y deberemos mirar nosotros el dispositivo para ver si hemos recibido algo. Además podemos seleccionar una serie de aplicaciones prioritarias a las que permitamos mostrarnos notificaciones. Para acceder a esta función deberemos pulsar las teclas del volumen para activar el panel, que ahora se muestra en la parte superior, y seleccionar el tipo de restricción que queremos activar.

Algo que me ha llamado la atención en un primer momento es que el modo silencio ha desaparecido y solo contamos con el modo vibración. La explicación a este cambio es que el modo silencio se activa con el control de interrupciones, por lo que ya no era necesario.

Modo multiusuario incluso en smartphone

Así es, ahora el modo multiusuario también llega a los smartphones y deja de ser una característica única de las tablets. Aunque en un principio pueda parecer una tontería, puede llegar a ser muy útil en diversas situaciones, como por ejemplo un móvil de empresa en el que quieres tener dos cuentas distintas, la personal y la del trabajo. Pero lo más interesante es el modo invitado, que permitirá dejar el teléfono a cualquier persona sin que esta tenga acceso a ningún tipo de información tuya o incluso restringirle las llamadas. El usuario invitado podrá conectarse a su cuenta de Google para configurar la sesión y contar con sus contactos, calendario, correos y demás información sincronizada.

Modo ahorro de batería

Llegamos a la parte importante, el ahorro de batería. Con esta nueva versión del sistema operativo androide contaremos con un modo de ahorro de energía que reducirá el rendimiento del terminal con el fin de que podamos alargar la duración de la batería. Este modo, que pude configurarse para que se ponga automático cuando tengamos un porcentaje de batería bajo, elimina las animaciones del sistema, reduce el rendimiento del procesador y limita las conexiones en segundo plano. Esto quiere decir que algunas aplicaciones no se sincronizarán automáticamente, como el correo, y deberemos acceder a la aplicación de forma manual para recibir las notificaciones.

Con todo esto debería conseguirse un aumento considerable de la batería, aunque aun no he podido comprobarlo (actualizaré cuando lo compruebe). Hay que decir que este modo no es conveniente utilizarlo siempre porque estropea mucho la experiencia de usuario ofrecida por Lollipop, pero puede salvarnos en alguna situación especial. Como curiosidad, cuando se activa este modo la barra de estado y la de navegación se tintan de un color naranja butano de lo más llamativo.

Independientemente del uso de este modo, gracias al cambio de la máquina virtual Dalvik a ART, se conseguirán mejoras en la duración de la batería que pueden llegar a los 90 minutos según Google. De nuevo os comentaré mis conclusiones cuando lo haya probado suficiente tiempo como para corroborar estos datos, pero por lo que estoy viendo la mejora es notable.

Cambio a ART y compatible con 64 bits

Como acabamos de comentar, con esta actualización Dalvik ha muerto definitivamente para dejar paso a ART, una máquina virtual que promete mejorar el rendimiento y la duración de la batería de nuestros dispositivos. Esto junto con la compatibilidad con procesadores de 64 bits hace que Android se mueva más fluido que nunca.

Pero no todo es bueno, ya que algunas aplicaciones que aun no han sido actualizadas darán problemas o directamente se cerrarán. Ahora ya es cuestión de los desarrolladores preparar sus aplicaciones para funcionar en esta nueva máquina virtual.

Otras mejoras y características

Se han mejorado temas de multimedia y audio, como una menor latencia de audio de entrada, audio multicanal, mejoras en la cámara, soporte para audio USB o soporte para reproducción de vídeo en 4K.

Podremos bloquear el sistema para que solo ejecute una aplicación, algo muy útil si quieres dejarle el dispositivo a un amigo y que no salga de dicha aplicación. Activarlo es tan sencillo como entrar en la multitarea y tocar el icono de la chincheta.

Con cada versión de Android aparece un nuevo huevo de pascua al tocar repetidas veces sobre el número de versión en los ajustes del sistema, y con Lollipop no podía ser de otra forma. Primero nos aparecerán una serie de piruletas que cambiarán de color con cada toque y si mantenemos pulsado dicho caramelo entraremos en un complicado minijuego al más puro estilo Flappy Birds. ¡A viciarse!

La nueva multitarea no solo ofrece una mejora visual, si no que se mantiene cuando reiniciamos el dispositivo para tenerla disponible de nuevo al encenderlo.

Screenshot_2014-10-18-04-43-56

El comando OK Google se puede utilizar incluso con la pantalla apagada, mejor compatibilidad con teclados físicos como el que incorporará el Nexus 9, nueva pantalla de estadísticas de batería, mejoras en la seguridad y en el sistema de borrado a distancia…

Conclusiones

La primera vez que he visto el sistema operativo en marcha me ha sorprendido más de lo que me esperaba. Todo va como un tiro, sin una sola ralentización y con una fluidez envidiable. Las animaciones están presentes en todos lados y crean un efecto que engancha desde el primer momento.

En cuanto al diseño creo que es uno de los mejores que existen en la actualidad. Los que me sigáis en Twitter ya sabréis que el estilo escogido por Apple para sus sistemas operativos no me convence para nada, lo veo infantil y poco coherente, aunque como siempre digo esto es una opinión personal y para gustos, colores. Por otra parte pese a que Windows Phone tiene una interfaz muy llamativa y práctica, no acaba de convencerme como lo hace Android.

Por último, la mejora en la batería y el modo de ahorro son dos aspectos clave en esta actualización y que ofrecerán una mejor experiencia al usuario. De momento no he podido comprobar que haya aumentado la duración de la batería, pero actualizaré el artículo en cuanto tenga datos suficientes.

Pues esto es todo, espero que os haya sido de utilidad este análisis y si tenéis alguna duda o comentario podéis dejarlo más abajo. ¡Espero vuestras opiniones!

Artículos relacionados

Comentarios

  • Desde que inicia la pantalla de configuración es una experiencia increíble, no hay palabras. 😀

    • Sin duda, yo me quedé impresionado cuando lo encendí y vi como había cambiado. Y en cuanto al rendimiento es impresionante. Se podría pensar que es difícil mejorar el rendimiento del sistema en el Nexus 5 y que se note a simple vista, pero lo han conseguido jajaja. ¡Un saludo!

  • Gran post, vecino. Espero que mis manos puedan disfrutar de Android Lollipop pronto.

    • ¡Muchas gracias! Esperemos tenerlo en nuestros dispositivos de forma oficial en 2 o 3 semanas. ¡Un saludo!