Una de las mayores ventajas de Internet es que nos permite mantener nuestros datos y archivos sincronizados en la nube y tenerlos siempre disponibles allá donde vamos. Google ha sabido aprovechar esto en su navegador sincronizando con nuestra cuenta de Gmail todos nuestros marcadores y demás configuraciones para que nunca perdamos nada. De esta forma, con tan solo iniciar sesión en Chrome para cualquier plataforma veremos como nuestras configuraciones, aplicaciones y marcadores aparecen como por arte de magia.

Google Chrome está disponible para las principales plataformas actuales, tanto móviles como de escritorio. Es por ello que esta característica se hace muy útil. Para activarla lo único que hay que hacer es iniciar sesión con nuestra cuenta de Gmail en el navegador. Esto lo podemos hacer la primera vez que iniciamos Chrome o desde el menú de opciones. Además, desde la pestaña de configuración podemos elegir lo que queremos sincronizar, pudiendo deseleccionar lo que no nos interese.

conf-chrome

Otra característica disponible en la versión de escritorio es la posibilidad de crear diferentes usuarios para el navegador, cada uno de los cuales tendrá sus propios marcadores y configuración sincronizada con la cuenta de Gmail enlazada a ese usuario. Esto lo podemos configurar también desde las opciones de Chrome y es muy útil si varias personas utilizan el mismo ordenador y navegador.

usuario-chrome

Artículos relacionados

Comentarios