En los últimos años hemos visto como los “órganos” de los smartphones han aumentado su potencia de manera increíble. Mi primer terminal Samsung, un Galaxy S Plus, llevaba en su interior un Qualcomm mononúcleo a 1,2 GHz y 512 mb de RAM. Los actuales Galaxy S incorporan procesadores de ocho núcleos a más de 2 GHz y 2 o 3 GB de RAM.

Este crecimiento se debe a la inclusión de más capacidades del sistema Android y de la capa de personalización de cada compañía, que al incluir más aplicaciones propias y ajustes como el control con lápiz del Galaxy Note 3, consume más RAM y por tanto es necesario mejorar ese componente.

En cambio, vemos como los otros dos grandes sistemas operativos no necesitan de un gran hardware para funcionar de forma fluida.

El caso de Apple con su iPhone es el más claro. El iPhone 5 incorpora un procesador de doble núcleo a 1,2 GHz y 1 GB de RAM. Su software pulido y trabajado hace que el terminal vaya muy fluido aunque varias aplicaciones estén abiertas y trabajando al mismo tiempo.

En el caso de Windows Phone los terminales de gama baja funcionan mejor que muchos de los Android, incluso de gama alta. Por ejemplo, el Lumia 520 incorpora un procesador de doble núcleo a 1 GHz y 512 mb de RAM y tiene una fluidez superior a muchos terminales Android.

También hay dispositivos WP con un hardware al nivel más alto, que hace que tengamos un terminal para varios años a pesar de su elevado precio. Un ejemplo puede ser el Lumia 930.

Con todo esto quiero llegar a explicaros que no necesitamos más hardware a la hora de que nuestro terminal funcione bien y fluido, lo que necesitamos es que los fabricantes trabajen más en pulir sus capas de personalización, como Samsung, cuya capa de personalización Touchwiz es la más lenta de Android. Del mismo modo, Sony y sus Xperia son los Android con capa de personalización más fluido que podemos encontrar gracias al buen trabajo de Sony.

Ahora que se acerca Android L, todos estamos esperando que la fluidez del sistema mejore y que los terminales con Android no tengan problemas a partir del año de uso. También vemos como WP crece y aumenta sus funcionalidades, al igual que iOS, que en su próxima versión incluirá más funciones.

 

Artículos relacionados

Comentarios