El pasado miércoles pude asistir al evento que la gran Xiaomi organizó en Barcelona con motivo del MWC para presentar su nuevo buque insignia, el Mi5. La empresa china lleva poco tiempo en el mercado, pero ha conseguido crearse un hueco a base de ofrecer productos de calidad a un precio mucho menor de lo que podemos encontrar en la competencia. Y con esta filosofía continúa el Mi5, un dispositivo con especificaciones tope de gama pero precio de gama media.

Empezando por el diseño, tenemos un aspecto que sigue la línea del Mi Note, con una trasera curva por los extremos que mejora la ergonomía. Además, la versión más cara se ha construido con cerámica para mejorar la resistencia, que sumado a los marcos metálicos forma un conjunto casi perfecto. Los marcos de pantalla siguen reduciéndose respecto a su predecesor, siendo ya prácticamente inexistentes en los laterales. Es cierto que tenemos un pequeño marco interior negro, pero esto es algo que actualmente no se puede evitar, ya que las pantallas necesitan dichos marcos por la construcción de las mismas. Aun así la sensación es muy buena, más aun en el modelo negro en el que no se aprecia nada. Algo que me ha sorprendido mucho ha sido el peso, que se queda en 129 gramos para las versiones construidas en cristal y tan solo 10 gramos más para la versión cerámica. Finalmente, tendremos disponible el dispositivos en 3 colores: blanco, negro y dorado.

Como ya hemos avanzado, contamos con varias versiones disponibles para comprar. Por un lado, tenemos dos versiones construidas con cristal y 3GB de memoria RAM. La más barata cuenta con 32GB de almacenamiento y un Snapdragon 820 cuya frecuencia máxima está fijada en 1’8 GHz, mientras que la otra cuenta con 64GB de almacenamiento y el mismo procesador hasta 2’15 GHz. Por otro lado, tendremos una versión Pro que está construida con cerámica, sube hasta 4GB la memoria RAM y cuenta con 128GB de almacenamiento interno. Todos compartirán una batería de 3000 mAh que promete unos muy buenos resultados junto a MIUI y su actualización a Android Marshmallow.

Para el aspecto multimedia encontramos una pantalla de 5’15 pulgadas Full HD, lo que demuestra que Xiaomi se ha centrado en ofrecer un dispositivo con un rendimiento exquisito y una autonomía espectacular más allá del marketing al que nos tienen acostumbrados las grandes compañías, las cuales nos han hecho creer que necesitamos más resolución en una pantalla de 5 pulgadas. Las cámaras también están a la altura de lo que cabría esperar, ofreciendo unos resultados que, por lo que pudimos probar, se ponen a la altura de los usuarios más exigentes. Además, Xiaomi ha mejorado el sistema de estabilización para que podamos grabar vídeos sin preocuparnos por nada más.

Mi5_4

Nos dejamos lo más importante para el final, el precio. Y es que el Mi5 es un dispositivo redondo no solo por las especificaciones, ya que de ser así podríamos compararlo con cualquier gama alta actual. En este caso tenemos un hardware de última generación a un precio que cuadraría más con un dispositivo de gama media. En China podremos encontrar el modelo básico por unos 280€, el siguiente por unos 322€ y la versión Pro por 380€. Aunque claro, si lo queremos disfrutar en España nos tocará desembolsar casi 100 euros más para poder adquirirlo en las tiendas que lo vendan. En cualquier caso, sigue siendo un precio más que jugoso si nos fijamos en lo que nos costaría adquirir un dispositivo de características similares en la competencia. Como siempre, si queréis ya podéis reservar vuestro Mi5 en la tienda de nuestros amigos de Igogo. El 1 de Marzo será el lanzamiento en China, así que no tendremos que esperar demasiado para tenerlo en nuestras manos. ¿Qué os ha parecido?

ACTUALIZACIÓN: Gracias a Igogo ahora podéis comprar el Mi5 en su versión de 64GB con un 20% de descuento. Podéis acceder desde el enlace que dejamos a continuación y utilizar el código de descuento mi564

igogobuy

Artículos relacionados

Comentarios