Mucha gente se preguntará por qué si tiene contratados 20 Megas de ADSL no es capaz de descargar a más de 1 o 2 MB/s. Esto se debe principalmente a tres cuestiones que voy a intentar explicar a continuación.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que no por tener contratada una determinada velocidad nos va a llegar completa. La distancia a la central y otros factores hacen que esa velocidad se reduzca más o menos dependiendo de la zona. Por lo que se puede dar el caso que te llegue la mitad o menos de los megas que tienes contratados.

Además, la velocidad de descarga no solo depende de la velocidad de tu propia conexión, si no también de la velocidad con la que nos envía el servidor los datos que queremos descargar. Hay muchos servidores de descarga que ponen un límite muy bajo para, por ejemplo, cobrarte por una mayor velocidad.

Y aquí está la principal razón a esa reducción en la velocidad. Las compañías de ADSL nos venden una conexión con velocidad en Mb/s, mientras que en los ordenadores y demás aparatos electrónicos medimos la velocidad de descarga y el tamaño de los archivos en MB/s. ¿Y que diferencia a cada una? La b minúscula son bits, mientras que la B mayúscula son bytes. Un byte son 8 bits, por lo que para pasar de bits a bytes hay que dividir entre 8. Esto significa que si contratamos 20 Mb/s, la máxima velocidad que podremos alcanzar será de 2,5 MB/s.

Las compañías de ADSL no nos están engañando, pero juegan con nuestra ignorancia para hacernos creer que lo que estamos contratando es mejor de lo que creemos.

Artículos relacionados

Comentarios