Hace pocos días, la compañía OnePlus nos presentó su nuevo terminal, el OnePlus 3. Este dispositivo es todo un tope de gama en cuanto a su hardware, pero lo que más llamó la atención es la cantidad de memoria RAM que monta el mismo, 6 GB. Sí, has leído bien, como dicen los españoles, una gozada.

A pesar de ello, y siendo que este terminal opta por una ROM personalizada del fabricante, más precisamente Oxygen OS, los comentarios de los usuarios que han aparecido últimamente lo dejan bastante mal parado.

El problema…

Es que el terminal presenta problemas en su utilización cotidiana, esto es, no puede mantener activas distintas tareas simultáneas, debiendo reiniciar las aplicaciones automáticamente, por lo que uno de los rasgos que acompañan al SO Android desde sus inicios presenta fallas en ese dispositivo. Si bien es cierto que este problema no es exclusivo de este terminal – Galaxy S6 ejem… – llama la atención ya que como señalamos, se jacta de poseer más memoria RAM que cualquier otro dispositivo del momento.

 

“…no toda la memoria puede ser utilizada por el sistema operativo

y han limitado la cantidad de aplicaciones que pueden correr de forma simultánea…”

 

Y vos pensás, ¿pero cómo, no me acabas de decir que monta seis gigas de RAM? Bueno sí, pero hay un detalle que te va a parecer increíble a estas alturas. Si bien las monta, no toda la memoria puede ser utilizada por el sistema operativo y han limitado la cantidad de aplicaciones que pueden correr de forma simultánea, por la sencilla razón de que el fabricante optó por ello para aumentar el rendimiento de su batería. Una decisión que creo resulta tan desacertada como engañosa para sus consumidores.

La explicación oficial

Al respecto, Carl Pei, CEO de la compañía realizó dichas aclaraciones, agregando asimismo que han liberado el kernel desde el lanzamiento para que los desarrolladores puedan modificar dicho comportamiento.


 
Por este tipo de decisiones los fabricantes chinos no logran hacerse de forma definitiva con el mercado móvil. Yo personalmente creo que es una estrategia éticamente reprochable, y me hace recordar a los fabricantes de tarjetas de video para PC, quienes montaban el doble o el triple de memoria RAM en determinadas placas, para promocionarlas, no explicando al consumidor, que por el resto de tecnología que dicha placa montaba, nunca iban a poder utilizar esa memoria agregada de manera real. Aunque no todo son malas noticias, ya que por lo que ha referido el mencionado director de la compañía, solo bastará con una ROM modificada por los usuarios para que se pueda aprovechar el tamaño real de la memoria que el dispositivo monta en su interior.

Por cosas como éstas…

Pero, ¿qué sucede con quien no entiende, o no desea modificar el terminal? Porque seamos honestos, se calcula que sólo el 10% del mercado móvil está interesado en “meter mano” al equipo. Pues parece que quienes no estén dispuestos a arriesgarse a modificar el sistema, deberán resignarse a poseer un terminal que no funciona de la manera en que fue publicitado, lo cual por otra parte, podría ocasionar demandas por fraude claramente.

 

“…quienes no estén dispuestos a arriesgarse a modificar el sistema,

deberán resignarse a poseer un terminal que no funciona de la manera

en que fue publicitado…”

 

Ahora el dilema que se planteaes, ¿puede una empresa basarse en el esfuerzo de particulares para que el mismo cumpla con lo que su publicidad promete? Yo estoy convencido que no, por lo que creo que es una jugada muy mala para una empresa que parecía encaminarse a un buen futuro, pero que claramente, ha realizado una jugada muy triste. Contanos, ¿vos que pensás?

Artículos relacionados

Comentarios