¿Alguna vez os habéis preguntado por qué los dispositivos con sistema operativo iOS dan esa sensación de fluidez y rapidez que el resto de compañías no consiguen? La explicación es sencilla y tiene que ver con la velocidad de respuesta de la pantalla táctil. Cuando tocas la pantalla de tu dispositivo, se produce una variación eléctrica que es detectada por unos sensores para determinar la posición de tu dedo. Desde que tocas la pantalla hasta que se refleja en la misma ese toque pasa un tiempo que depende de la calidad de la pantalla, del hardware del dispositivo y de la optimización del sistema operativo. Es lo que se conoce como tiempo de respuesta.

Pues bien, como es lógico, cuanto menor sea ese tiempo de respuesta, mayor sensación de rapidez notaremos. Este vídeo de Microsoft demuestra esto de forma muy clara, disminuyendo progresivamente el tiempo de respuesta de una pantalla táctil.

Sabiendo esto, solo queda deciros que los iPhone son los dispositivos móviles con menor tiempo de respuesta del mercado, muy por debajo de sus principales rivales como el Samsung Galaxy S4, para que entendáis el porqué de su fluidez. Incluso el iPhone 4 que ya tiene unos años mejora en gran medida al buque insignia de Samsung y al resto de la competencia. Apple puede estar orgulloso de esto, ya que es una de las características que la gente menos conoce y que más afecta al rendimiento percibido por los usuarios.

touchmarks

 

 

Artículos relacionados

Comentarios