Mientras nuestros compañeros Sergio y Miguel disfrutan del MWC, el resto del equipo completamos el trabajo mostrándoos las novedades y las fotografías que nuestros compañeros realizan en dicho evento y aquí traemos el modelo actual de la familia que más palos se lleva de este mundillo, los Galaxy S. Pero esta vez vamos a dejar las especificaciones para el final, seguramente ya las conocéis, así que veamoslo desde otro punto de vista.

¿De verdad hay avance?

La gente suele esperar grandes cambios y cuando los hay nos quejamos, véase Windows 8. Ahora Samsung ha hecho lo que mucho usuarios le pedíamos, incorporar el metal a la construcción del terminal, ahora notas que tu terminal de 700€ es premium o por lo menos tiene otro tacto. El cristal de la parte trasera está protegido con Gorilla Glass 4 y el único fallo que tiene es que las huellas se quedan marcadas con demasiada facilidad, pero es algo menor.

En la parte de software también vemos avance ya que Touchwiz va muchísimo mejor, como ya vimos en el Note 4, y han eliminado gran parte del bloatware que ralentizaba el sistema y ocupaba un espacio necesario para otras apps, sin duda uno de los cambios más importantes y del que todos nos habíamos quejado en alguna ocasión.

Otro aspecto muy positivo es la inclusión de la carga inalámbrica que, a pesar de que otras marcas ya la utilizaban, no es muy conocida y el hecho de que Samsung la utilice hará que los demás la incorporen para no quedarse atrás. Y no podía faltar la carga rápida para completar la experiencia de los nuevos terminales.

Edge, ¿postureo o innovación?

Para mí es una prueba a la que no le veo mucha utilidad pero si es bueno porque, como ya hiciera LG con la botonera en la parte trasera, propone nuevas arquitecturas para los terminales, ofreciendo más variedad a la hora de elegir uno. Realmente mas que una innovación tecnológica propiamente dicha estaríamos hablando de un diseño fuera de lo normal, pero si esto hace que otras marcas se lancen y sean menos conservadoras habrá merecido la pena.

Eso sí, más hallá de que sea útil o no, que aun está por ver, la pantalla se ve impresionante y da la sensación de que no existen bordes. En este caso no han optado por incluir en la pantalla curva una sección independiente del resto de pantalla, si no que todo se comporta como si fuera una, funcionando de la forma tradicional.

photo_2015-03-04_20-21-01

 Especificaciones

Ahora si pasaremos a hacer un pequeño repaso sobre las especificaciones del nuevo  S6 y su variante Edge. El S6 es el modelo tradicional mientras que el Edge, ya conocido por la variante del Note 4, incorpora esta curvatura que todavía no esta claro si es innovación o postureo, pero en este caso en ambos lados. Mejorado y muy cambiado, los analistas se atreven a decir que el S6 es el mejor terminal que ha fabricado Samsung, y aquí viene el porqué.

El S6 monta un procesador Exynos 7420 formado por un quadcore a 2.1 GHz y otro quadcore a 1.5 GHz con arquitectura de 64 bits y tecnología de 14 nanómetros, el primero del mercado. Irá acompañado de 3 GB de RAM y 32/64/128 GB de memoria interna.La pantalla cuenta con un tamaño de 5.1 pulgadas que utilizará la tecnología SuperAMOLED con resolución 2K. La batería de 2550 mAh parece escasa a simple vista e irá acompañada de la carga inalámbrica y carga rápida. La cámara trasera tendrá un sensor de 16 MPx con el sistema de enfoque OIS, mientras que la delantera tendrá una capacidad de 5 MPx. En el apartado de la conectividad destaca el uso del nuevo Bluetooth 4.1, infrarrojos y WiFi 802.11 a/b/g/n/a. Parece que el tamaño ha sido otro de los puntos que más han trabajado en Samsung dando como resultado 142.1 x 70.1 x 7 mm y un peso de 132 gramos.

Ademas Samsung ha dado el paso definitivo al metal incorporándolo en los bordes del S6, acompañado de cristal en la parte trasera. El diseño, a pesar de parecerse al iPhone 6, es de los mejores actualmente y a nivel de software Touchwiz está optimizado y ya no arrastra tanto bloatware. Bueno, bonito aunque no barato es el resumen perfecto para el nuevo Galaxy S, ya que los precios irían desde los 699€ para el S6 de 32GB hasta los 1049€ para el modelo Edge de 128GB.

El terminal es una bestia sobre el papel y en vivo, podéis ver la prueba que realizaron nuestros compañeros en el MWC aquí, en la que vemos que se porta muy bien.

Artículos relacionados

Comentarios