Si en el anterior artículo expliqué cómo preparar el USB de instalación de Mac en el propio sistema operativo de la manzana, hoy os enseñaré a prepararlo desde Windows en cualquiera de sus versiones, donde el proceso es incluso más fácil que en este último. Como ya comenté en el artículo anterior, no podremos preparar una imagen Vanilla de Mac desde Windows, pero si podremos instalar una distro en nuestro USB con tan sólo un par de clicks.

Recomiendo leer el artículo donde explico cómo preparar el USB de instalación desde Mac para entender algunos conceptos referentes al mundo del hackintosh. Además, detallo las configuraciones de la BIOS para hacer iniciar el sistema desde la unidad USB.

La distro a elegir será la ya famosa Niresh, o como ha pasado a llamarse recientemente, Hackintosh Zone. El motivo de mi elección se basa en tres grandes ventajas que posee Niresh respecto a otras distribuciones: la posible preparación del USB de instalación desde Windows, la compatibilidad con procesadores AMD (cosa que en la instalación Vanilla no es posible) y la fácil configuración en el propio proceso de instalación a la hora de elegir los kexts compatibles con nuestro hardware. Dicho esto, pongámonos a la tarea.

Descargando el respectivo software

En primer lugar, como ya hicimos con la preparación del USB vanilla, tendremos que descargar la imagen de Mac, pero ésta vez desde la propia web de Niresh, donde en vez de incluir las imágenes limpias, ya incluyen las suyas propias modificadas para poder ser preparadas desde Windows. Como ya expliqué en el artículo anterior, las distros nos ofrecen una imagen del sistema precargada con kexts y bootloaders compatibles para que podamos instalarlos en el proceso de instalación del sistema, lo que nos facilita mucho la tarea, ya que si disponemos de un hardware 100% compatible, no hará falta configurar nada después de la instalación.

Antes de proceder a la descarga de la imagen, tendremos que asegurarnos que la versión a descargar es la correcta, ya que existen diferentes versiones dependiendo de si vamos a preparar el USB desde Windows, desde Mac o de si el destino de instalación es una máquina virtual. Para ello descargaremos la versión que dice ‘Yosemite 10.10.1 DMG.zip‘.

niresh1 Una vez descargada la imagen .torrent, abriremos cualquier cliente Torrent que tengamos instalado en nuestro ordenador para descargar el fichero de aproximadamente 5 GB. Cuando tengamos el fichero descargado procederemos a preparar el USB. Para el montaje de la imagen, necesitaremos el programa Transmac, cuya preparación pasaré a explicar ahora.

Preparando el USB de instalación

A diferencia de Unibeast, preparar el USB con Transmac es más sencillo que participar en el sorteo del Energy Sistem que organizamos en Bytelix. Simplemente, formateamos primero nuestra unidad en la opción Format Disk for Mac e instalamos la imagen .dmg posteriormente con la opción Restore with Disk Image seleccionando, por supuesto, la imagen que hemos descargado. Pulsamos en Aceptar y acto seguido nuestro pen drive pasará a formatearse con la imagen del sistema que hayamos descargado previamente. Ni que decir tiene que todos los datos hallados en nuestro pen drive serán borrados.

transmac

Una vez terminado el proceso, tan solo nos queda reiniciar nuestro equipo y configurar la BIOS de la forma que expliqué en el anterior artículo.

La versión gratuita de Transmac ofrece una prueba de 15 días, por lo que si queréis quemar alguna imagen más fuera de ese plazo tendréis que adquirir la versión de pago.

Instalando el sistema

Situándonos en el proceso de instalación de Mac (recordad que ya hemos hecho las respectivas particiones en el artículo anterior), y viendo que esta puede ser la parte más engorrosa de la guía, intentaré explicar todas las configuraciones posibles en el menú de selección de kexts a instalar.

Si no queréis realizar un formato íntegro de vuestro disco duro, pasaos por el artículo de mi compañero Fran sobre cómo instalar Ubuntu junto a Windows, en la sección ‘Particionando el disco duro’.

Una vez preparada la partición de instalación, seleccionamos el de Mac y le damos a Personalizar (o Customize si hemos seleccionado el inglés como idioma principal).

zone2

Acto seguido, nos saldrá una lista desplegable con todos los kexts dsponibles. Voy a explicar la configuración más sencilla para, al menos, hacer que nuestro PC bootea sin problemas.

ZONE1

  • En la sección Boot-Loader no tocaremos nada ya que, por defecto, tenemos seleccionado Chimera, el bootloader más sencillo de utilizar, por lo que no conviene cambiarlo si no somos usuarios avanzados.
  • En Graphics, la sección más sensible de todas, dejaremos desmarcada la opción de GraphicsEnabler=Yes si no disponemos de una gráfica dedicada como ATI o NVidia. Si no es el caso, marcaremos la opción, además de Enable Default nVidia Drivers si tenemos una gráfica NVidia. Para las gráficas integradas de Intel, recomiendo marcar IGPEnabler=Yes para tener soporte nativo. Como dato importante, no podremos seleccionar ambas opciones (IGPEnabler=Yes GraphicsEnabler=Yes) a la vez, pues lo más probable es que el sistema no bootee, aunque podremos solventarlo posteriormente con comandos de inicio en Chimera. En Backup Graphic Kext no recomiendo tocar nada ya que, como el propio nombre indica, hará un resguardo de los kexts para las gráficas de ATI, NVidia o Intel (dependiendo de nuestra selección) y esto puede generarnos conflictos en un futuro.
  • Pasando a la sección de Drivers, aquí es de forma obligada no desmarcar nada, si no queremos que nuestro PC no bootee. FakeSMC es quizá el kext más importante de todos, pues hace creer al sistema que disponemos de un Mac original. Los dos restantes sirven para que el sistema identifique las tarjetas de sonido y red respectivamente.
  • En Boot-Loader Flags tampoco recomiendo marcar nada pues, de necesitar algún comando para que el sistema bootee, podremos meterlo por Chimera al iniciar el bootloader.
  • La sección de Chipset Drivers, al igual que en la anterior, tampoco recomiendo tocar nada si no entendemos lo que estamos haciendo.
  • Si estamos instalado Mac en un portátil, convendría marcar las dos opciones diponibles en Laptop Drivers para que el sistema nos reconozca el trackpad y el teclado, así como el porcentaje de la batería.
  • En OS X Fixes tampoco tocaremos nada.
  • Y finalmente, en Other Optimizations, si disponemos de algún puerto con USB 3.0 o un disco duro SSD, tendremos que marcar las respectivas casillas en su sección.

Y listo, aceptamos y pulsamos en Continuar para instalar Mac OS en nuestros equipos. Si tenéis alguna duda o problema durante el proceso de instalación (congelamientos o Panic Kernels), podéis consultarme en los comentarios, intentaré ayudaros en la medida de lo posible. No os perdáis la próxima entrega de la serie de artículos ‘Hackintosh Project’ para configurar vuestros equipos después de la instalación.

Artículos relacionados

Comentarios